La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







domingo, 10 de junio de 2012

Hemos sido rescatados y seguimos intervenidos













Cada día hay más gente que dice que no quiere saber nada de la prima de riesgo, el déficit, los rescates y demás asuntos económicos, y me parece que voy a tener que empezar a darles la razón. No me parece a priori una situación muy responsable pero entre el ambiente de emergencia diaria que venden los periódicos y, sobre todo, la transparente incompetencia de nuestros políticos no me extraña que la gente quiera desconectar de todo y ser feliz el tiempo que nos quede antes de que nos quiten hasta la camisa.

Este sábado el gobierno de España pidió el rescate financiero del país, rescate financiero que irá destinado exclusivamente a los bancos. Esto de que sólo “se ha rescatado a los bancos” no es más que una pirueta dialéctica y metódica con una pequeña base de verdad. Porque no es más que en eufemismo se entiende perfectamente analizando el caso de Irlanda.
La república de Irlanda tuvo que pedir el rescate del país hace un par de años. Lo pidió porque su sistema bancario quebró parcialmente y el estado garantizaba una cantidad determinada de los depósitos y los bonos bancarios, lo que le convertía en responsable final de las pérdidas bancarias. Al quebrar los bancos el estado tuvo que inyectar dinero público en el sistema bancario, dinero que consiguió mediante un endeudamiento masivo, endeudamiento que no podía pagar. Al no poder pagar tenía que refinanciar la deuda, y como era un país con una crisis enorme las condiciones de financiación eran abusivas e insostenibles para el estado. Esa fue la razón por la que el estado irlandés tuvo que pedir el rescate europeo, porque la inyección de dinero al sistema bancario es déficit del estado.
En España la situación podría haber sido parecida. Al ritmo que iban los acontecimientos en breve algún banco hubiese quebrado, dejando a los ahorradores, accionistas, etc. Sin su dinero. Como el estado garantiza 100.000 euros por persona y banco si se hubiese dado la quiebra éste hubiese tenido que compensar a los ahorradores con el dinero depositado siempre que no superase los 100.000 euros, algo para lo que el estado no tiene capacidad (el fondo de garantía es un fraude que no cubriría más que los ahorros de un banco pequeñito en el mejor de los casos). El tesoro hubiese tenido que pedir a los mercados una cantidad de dinero desorbitado a cambio de deuda pública, algo que probablemente no hubiese podido financiar y en el supuesto de que hubiese podido hacerlo no lo hubiese podido devolver, llevando al estado a la quiebra en escasos meses.
Para que esto no suceda los estados prefieren “recapitalizar” los bancos, para evitar la quiebra antes de que suceda. Es decir, inyectar dinero público en los bancos con todas las trampas contables que se quiera (directamente, en avales, bonos convertibles, acciones, etc.).
El estado español tenía que recapitalizar los bancos y para ello tendría que haberse gastado unas cuantas decenas de miles de millones de euros que no tiene, y que por lo tanto habría que haber pedido prestado. Como el estado sabe que no puede asumir eso (100.000 millones es el 10% del PIB) y que la simple necesidad provocaría una presión de los mercados insostenible, no ha tenido más remedio que pedir dinero al eurogrupo, es decir, ha pedido un rescate, pues no tenía alternativa razonable.
Esto, señores, es claramente un rescate lo llamen como lo llamen. Que se haya prestado el dinero al FROB para que recapitalice los bancos en vez de prestárselo al estado para pagar la deuda que ha contraído en los mercados de deuda no es más que convertir en directo lo que de otra manera sería indirecto, y avanzarse a unos acontecimientos que hubiesen sido inevitables.
¿Es mejor este rescate que el de Irlanda? Sí, porque es avanzarse a una situación de insostenibilidad que era inevitable. Es mejor deber al eurogrupo 100.000 millones al 3% que debérselos a los mercados al 6,5% y que, al no poder pagarlos, te den esos 100.000 millones para pagar la deuda anterior, generando una nueva y perdiendo por medio un 3,5% anual sobre los 100.000 millones. Pero eso, aún siendo mejor que el mecanismo castigador anterior, sigue siendo un rescate sin paliativos.

El ministro De Guindos mintió más que habló en la rueda de prensa del sábado. Su uso del lenguaje era sibilino e insultante, vendiendo casi como un logro lo que a todas luces era un fracaso para el país. Pero la mentira más gorda fue aquella de que los ciudadanos no iban a sufrir las consecuencias de este “no rescate”, que las únicas condiciones que se impondrían serían a los bancos. Cuando una periodista le preguntó si no era una contradicción que este préstamo compute como deuda pública y que esto no vaya a tener consecuencias sobre los ciudadanos el ministro se escapó diciéndole a la periodista que no le tocaba preguntar. Eso es transparencia ¿verdad?
El ministro mintió, pero es que también debe ser medio idiota porque en el propio comunicado del eurogrupo, que se supone que debía conocer (o igual somos tan mindundis que no nos dicen ni lo que van a comunicar), dice que “El Eurogrupo confía en que España respetará sus compromisos con arreglo al procedimiento de déficit excesivo y en relación con las reformas estructurales con el objetivo de corregir los desequilibrios macroeconómicos en el contexto del semestre europeo. Se vigilará de cerca y de forma periódica el progreso en estas áreas al mismo tiempo que se proporcione la ayuda financiera”.
O sea, se nos vigilará de cerca, aunque no se sabe si vendrá la troika, si nos machacarán cada vez que queramos liberar un tramo, o si tendremos memorándum…Ah no, esto sí lo sabemos: “El Gobierno español conservará la plena responsabilidad de la ayuda financiera y firmará el Memorando de Entendimiento.”

Y lo de Rajoy el domingo ya ha sido “la hostia”. Dijo que si no hubiesen hecho lo que han hecho el “reino de España” hubiese sido “intervenido”.
Claro, ¿qué es intervenido? ¿Qué nos mandan contra nuestra voluntad? Pues eso es imposible, porque bajo ese criterio ni siquiera Grecia está intervenida. Recordemos que si Grecia está obedeciendo lo que viene de Bruselas y Berlín es porque los tienen chantajeados con los tramos del plan de rescate, no porque haya entrado las fuerzas especiales del ejército alemán a ocupar la sede del gobierno griega. Para que un país sea “rescatado” debe pedir el rescate voluntariamente, y luego se somete por propia voluntad a los dictados exteriores, a cambio de dinero o por la razón que sea. Por eso mismo si gana Syriza en las próximas elecciones en Grecia puede no cumplir lo que le dictan, con la consecuencia de que dejarán de recibir dinero pero poder pueden hacerlo.
Por lo tanto cuando hablamos de intervenido no nos referimos a eso, sino que nos referimos a que desde fuera dirigen nuestra política económica, con nuestra aquiescencia. Entonces sí podemos decir que Grecia, Portugal e Irlanda están intervenidos, y no nos engañemos, Italia y España también. Más concretamente España lleva intervenida desde Mayo de 2010, momento en que Zapatero no quiso aceptar el rescate que Merkel le ofreció pero sí aceptó ponerse a sus pies y obedecer el grueso de sus “recomendaciones”.
Por lo tanto Rajoy miente, y como un bellaco. Lo que quiere decir y no dice porque si lo dice se le debería colgar en plaza pública, es que como ya está haciendo todo lo que le ordenan no tiene sentido que le planteen un rescate con exigencias escritas para las cuentas públicas del estado. Eso es lo que quiere vender, aunque la motivación verdadera del eurogrupo para este rescate “suave” no tiene por qué ser esta. El sistema de rescate específico para necesidades bancarias ya se ideó hace meses para casos como el de España, quizá viendo los resultados que está teniendo el otro sistema en los países en los que ha sido aplicado, tanto en el sentimiento de las opiniones públicas como en la percepción de los mercados sobre los países rescatados. Quizá un rescate “suave” evite la explosión de sentimientos anti-europeos y anti-alemanes en los países rescatados y evite que un Syriza llegue al poder en otros países, y sobre todo quizá no transmita la sensación de país destruido a los mercados, que al fin y al cabo son los que pueden hundir cualquier país si se lo proponen y para quienes se organizan todas estas cosas.
Y lo mejor de Rajoy, que no me resisto: “Me voy a Polonia a ver a la selección porque es bueno y porque se ha resuelto la situación”….El día después de pedir el rescate para España (o para su sistema bancario, lo mismo da), el día después de el momento más difícil del país de las últimas décadas, el presidente del gobierno se va a ver a la selección española…¿Por qué no se va a cazar elefantes ya que está?...No me digáis que no es para colgarlo, figuradamente por supuesto.

Desde 2008 nos llevan mintiendo de forma descarada, recordemos: La desaceleración, la “Champions league” de la economía, el sistema financiero más solvente del mundo, que no se está dando dinero público a los bancos, que es un buen momento para comprar vivienda ahora que ha bajado, la “confianza” que sacará a España de la crisis, que no necesitamos un rescate… ¿Cómo podemos creer algo de lo que nos cuentan? ¿Cómo podemos otorgarle a más mínima credibilidad a Rajoy, De Guindos o a Rubalcaba? No podemos, quien se crea algo de estos señores es porque tiene una buena Fe verdaderamente tierna.
¿Y sabéis lo peor? Que es que tienen que mentirnos, no tanto como están haciendo por supuesto pero tienen que mentirnos en algunas cosas. Porque si nos dicen la verdad, si nos dicen cual es la verdad de la situación económica no de España sino de occidente entero (por lo menos), se provocaría una ola de pánico increíble.

¿Qué cuál es la verdad? Pues la verdad es que el dinero que tienes en el banco, amigo, ese dinero no está en el banco. Ese dinero está metido en algún terreno inhóspito embargado por el banco, en algún esqueleto de hormigón de una promoción inmobiliaria fallida o en algún valor que ya no vale lo que valía cuando lo compraron. Cuando vas al banco sacas el dinero de otro, no el tuyo, y como las cosas se pongan feas podría llegar el día en que alguien sacará el último billete del banco y como no seas de los primeros te quedarías sin dinero “real”.
Por eso es absolutamente necesario crear una ficción, la ficción de que el dinero tiene el valor que nos dicen que tiene, que ese dinero “está” y no que lo que “está” se debe. La ficción de que esto es una crisis y no una verdadera enfermedad catastrófica del sistema económico vigente. Porque si no se dice esto el sistema se va al garete. ¿Es duro verdad? Pues desgraciadamente es así.

Acabo con una frase que me ha dicho un lector: “Esto de rescatar a los bancos es como si a los violadores, en vez de meterlos en la cárcel, se los llevan al Romaní” (El Romaní es un puticlub muy conocido en Valencia). Pues sí, esta es la realidad moral del sistema que tenemos.


p.d: Viendo a Rajoy en el partido de la selección española me daba la sensación de que no le importaba lo más mínimo lo que había pasado. De hecho parecía que era Vicente del Bosque el que estaba preocupado por el rescate y no el presidente. Alguien debería recordarle a Rajoy esa frase que dice que la mujer del César no sólo debe ser honrada sino que también debe parecerlo.

7 comentarios:

  1. ¡QUÉ BUENO! ¡Nos han salvao! ¡ARRIBA EUROPA!, decía el idiota de Rajao ayer.

    La actitud frívola e idiota de los "mercados" (manipulados en este caso), lo hemos visto esta mañana - subidón (como cuando alguien se coloca con la coca).

    Sin contar los problemas que vienen: Italia, Portugal, Irlanda, Chipre y por supuesto, Grecia. Parece que se les ha olvidado a Grecia este pasado fin de semana.

    Osea, la "solución" para estos imbéciles es dar más dinero a un Estado sobre-endeudado, como el español, que jamás podrá pagar esto - y por supuesto a cambio de unos duros golpes a quienes menos tienen que ver con este problema - los jóvenes y gente mayor por poner dos ejemplos.

    Y luego la prensa española, ridícula como siempre: "euforia en la bolsa" - han dicho eso en decenas de ocasiones.

    Rajoy ha dicho que esto es una "victoria" - otra mentira más del mismo partido que dijo que el 11-M era atentado de ETA.

    Mira Pedro, me estoy cansando cada vez más de esta farsa: estoy harto de estar gobernado por esta pandilla de incompetentes.

    A estas alturas, no sé qué será mejor: estar gobernado por unos estafadores en Madrid o por unos burócratas en Bruselas.

    ResponderEliminar
  2. ¿Te has dado cuenta que lo peor es que estamos gobernados por ambos grupos? Estafadores en Madrid y burócratas en Bruselas.
    Que suba la bolsa y baje la prima es evidente que iba a pasar (faltaría más después de soltar 100 mil millones). Todos los países rescatados consiguieron mejorar su prima unos meses, hasta que una nueva subida superó el límite anterior. Los mercados no son tontos, los tontos somos nosotros creyendo que los mercados nos "creen". Los mercados solo especulan esperando el momento de meter un nuevo zarpazo y ahora compran nuestra deuda porque saben que el efecto balsámico durará unas semanas. Cuando pase, a vender y a jugar en corto de nuevo para maximizar los beneficios.

    Dar más dinero a un estado sobre endeudado no sería malo si esto sirviese para generar condiciones para pagar esa deuda. El problema es que se da dinero a cambio de condiciones leoninas y esta dinero ni siquiera vale para evitar el mecanismo perverso que nos ha metido en este follón.
    Dar dinero me parece bien, pero con una verdadera mutualización de las deudas (eurobonos) y con la acción del BCE para proteger nuestros países. Otro mecanismo distinto no es más que meter dinero en un pozo sin fondo. Y luego dicen que no quieren políticas Keynesianas, ¡Pero si esto es exactamente el ejemplo extremo que daba Keynes para que la gente entendiese la necesidad de gasto público! Es el ejemplo de que es mejor enterrar el dinero en una mina que no usarlo. Y luego imponen austeridad, es de locos.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. ¿Que parte de nuestro sistema político y financiero no es un fraude?

    ResponderEliminar
  4. Pedro:

    "Te has dado cuenta que lo peor es que estamos gobernados por ambos grupos? Estafadores en Madrid y burócratas en Bruselas."

    Sí, por desgracia (eso sin contar los estafadores a nivel autonómico - Francisco Camps, ajem).


    "Todos los países rescatados consiguieron mejorar su prima unos meses"

    Pues ya ves, hoy no lo hemos conseguido ni durante 5 horas - justamente anoche dije, ¡déja que se enteren los "mercados"!

    Alemania y el BCE son los culpables - nos han empujado más allá del precipicio.

    No ha cambiado nada, Pedro - ni esto es una "ayuda" como dice el estúpido de Rajoy. Es un PRÉSTAMO al Estado español,
    no una recapitalización de la banca y además nos aumenta la deuda pública al 10% del PIB. No hay unión fiscal, nada de nada.

    No tenemos por qué subcontratar nuestro destino nacional y nuestras futuras vidas al Bundesbank de Merkel. El "bloque latino" ya tiene una mayoría de votes para forzar a que el BCE actúe como la Fed de EEUU y avalista final. ¿A qué esperamos para usar nuestro poder?

    Basta ya - ya es hora de poner a Merkel en su sitio. Una goleada y seremos mucho más libres. Tenemos la pelota a nuestros pies.

    ResponderEliminar
  5. Sigo de cerca la política y la economía de Europa, por asuntos quizá de mi área España. Todo para decirte que una parte de mí piensa que ustedes fueron arriados hacia eso de manera lenta pero segura... Lo siento mucho, pues es jodida esta situación.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estamos en tiempos duros pero no por eso debemos ser ciegos y puede que nos estemos prostituyendo pero tenemos que bailar con el diablo para eliminarlo. El comportamiento de Alemania es de lo más deplorable. Yo no quiero ser parte de ese neoimperialismo pero claro eso es más fácil de decir que de hacer. Los países latinos tendremos votos pero aquí quién maneja el dinero tiene el voto. No nos gusta pero es así de sencillo. ¿Qué vamos a obligar al BCE a convertirse en una Reserva Federal? Mas quisiéramos. ¿Quién creen ustedes que tiene el dinero del BCE?, pues Alemania y sus compinches. Nos imponen condiciones durisimas, hombre es su dinero ¿qué esperaban? Los españoles nos comportaríamos igual y por tanto mejor no envolvernos de un halo de santidad porque aquí hay pocos santos y si muchos demonios.
    Al rescate hemos sido conducidos por la mentira, la necedad y el robo. Quizás lo más adecuado sería emprender políticas nacionales en la medida en que sea posible, políticas de desarrollo industrial pero es que yo ya no se ni si podemos. Todo está tan entremezclado que ya es esperar. Y esperando a uno se le parte el alma por tanta maldad como hay. Y para colmo nuestro presidente, el presidente de todos los españoles en lugar de salir y dar un discurso a la nación explicando las razones va y se va a ver el fútbol, ojo como muchos españoles que hasta después del domingo callaron sobre el rescate. Yo apoyaría a mi presidente, porque es nuestro presidente si este saliera y diese las explaciones, le perdonaría todos los males pero quiero que nos hable, pero calla.
    Hace falta unidad y cuando tengamos unidad podremos avanzar. Los burócratas no pueden convertir Europa en un erial antidemocrático pero solo la unidad puede con ello. Pero es que en esa unidad no solo tienen que estar España, Grecia o Italia sino también Alemania. La política del enfrentamiento solo ha conducido en la historia a guerras.
    Y está bien de mentiras, tenemos que ir con la verdad y con la verdad ante Merkel y decirle no pero también mostrarle las ventajas de ese no. Los alemanes son personas no monstruos, hasta los burócratas lo son, lo que no son personas son los mercados y si nos queremos salvar hay que pararles los pies. No por absurdas ideas de acabar con el capitalismo, como si los hombres fuéramos los creadores del sistema económico, estos surgen con los siglos. El capitalismo no es nuestro enemigo, los fondos de Singapur si lo son y al enemigo se le puede dar clemencia pero lo que no se le puede dar es el arma con la que destruirnos y esa arma esta siendo la división.

    ResponderEliminar
  7. Hola Roberto,

    Me gusta el espíritu del comentario, pero voy a oponer alguna cosa.

    Ciertamente no estamos en una posición de santidad, pero eso no quiere decir que no debamos reivindicar hasta qué punto en euro nos ha hecho daño y ha beneficiado a Alemania, y por lo tanto pedir compensaciones que en la actualidad son absulutamente necesarias para la supervivencia de todos.
    Alemania debe entender que el euro ha supuesto una ventaja competitiva para sus exportaciones a los países del sur de Europa, mucho más fáciles ahora que cuando estaba el marco y la peseta, el escudo o la lira eran monedas más débiles. Alemania debe entender que sólo se les devolverá la deuda si realmente hay condiciones económicas que nos permitan generar ingresos para pagarla. Deben entender, en definitiva, que nuestro bienestar es también su bienestar.
    Y estoy absolutamete de acuerdo en no extender la culpablidad a Alemania como país. Nuestro "enemigo" es el gobierno de Merkel y su política, no Alemania ni los alemanes. Ojalá hubiese otro gobierno en Alemania que fuese más inteligente y trabajase para el bienestar de todos, pero la cuestión es que no lo hay. En cualquier caso hay que evitar los choques nacionales y la creación de bloques porque eso llevará a que los alemanes se pongan en posición defensiva y se plieguen sobre sus políticas, cuando lo que hay que hacer es sacarlos de ahí.
    Hay que hacer entender a los alemanes que lo que nos está pasando a nosostros les va a pasar a ellos cuando nosotros caigamos, y los recortes y la precarización de la clase media les va a llegar a ellos en cuanto India y China empiecen a competir en sus mismos productos.

    En cualquier caso la reforma del BCE debe ser un punto central en cualquier política europea. No se puede permitir tener un banco central atrapado por obsesiones de la época de la república de weimar. El BCE debe ser como la reserva federal o como el banco de Inglaterra, o por lo menos parecido. Debe tener una política expansiva cuando procesa y no obsesionarse con la inflación. Yo creo que ahí no podemos ceder en principio, ya se cedería cuando haya que llegar a un pacto definitivo.

    Y sí, ojalá pudiésemos ponernos del lado de Rajoy. Mucha gente me tiene como enemigo acérrimo de Rajoy y del PP pero si lees las entradas de enero y febrero verás como he tenido esperanzas en un principio, como sus primeras reformas (o recortes) los vi como algo tolerable, como me "emocioné" cuando hizo un amago de oponerse a Alemania en una reunión europea en Marzo...Lo que pasa es que la realidad es la que es, Rajoy es el que es y su gobierno es un absoluto desastre por errático y servil.

    Estoy seguro que te interesará el artículo que estoy a punto de colgar.

    Saludos,

    ResponderEliminar