La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 28 de noviembre de 2012

¿Revalorizará el gobierno las pensiones?
















Tras el éxito de ¿El gobierno de Rajoy subirá el IVA? que escribí en enero (digo éxito porque acerté con mis previsiones, tanto que iba a subir el IVA como que seguramente lo haría al 21%) voy a hacer un nuevo intento de futurismo político con la revalorización de las pensiones.
En enero acerté porque, a pesar de que el gobierno llevaba un mes, era absolutamente consciente de que estábamos ante un gobierno patológicamente mentiroso. Con el paso de los meses los ciudadanos se han ido dando cuenta de esto y hoy la gran mayoría de la población es consciente de que no se puede confiar en la palabra de Rajoy ni en la de sus ministros, pero en ese momento la gente aún quería creer al gobierno.
Otro motivo que me llevó a acertar fue que creo comprender la psicología interna de estos dirigentes voraces y también la realidad económica terrible en que se encuentra nuestro país, nunca convenientemente explicada en los medios de comunicación de masas.

Bien, como sabéis el gobierno ha insistido por activa y por pasiva que va a revalorizar las pensiones. El IPC de noviembre (con el que se calcula la revalorización) estará sobre el 3,5%, lo que supondría un coste de más de 4.000 millones de euros para las arcas del estado, que supondría un 0,2% del PIB de desviación adicional del déficit en dos años consecutivos, o sea un 0,4% de déficit acumulado.
A pesar de los esfuerzos del gobierno para centrifugar el déficit a 2013 (es decir, pasar parte de déficit para el año que viene y el año que viene hacer lo mismo pasando parte a 2014 y así hasta que sea necesario) parece que el déficit del estado puede acabar cerca del 9% de nuevo por mucho que el gobierno diga que se va a cumplir el objetivo marcado, y eso sin contar las ayudas a la banca que se están obviando en la contabilidad del déficit. Así pues resultaría muy complicado de explicar a Bruselas y a Berlín que se vayan a revalorizar las pensiones cuando no vamos a cumplir el objetivo.
A pesar de que hemos tenido subidas de impuestos y recortes por todos los lados debemos recordar que en todos los países rescatados las pensiones han sufrido recortes y el más claro ejemplo es Grecia, donde se han recortado ya varias veces. Aquí no se han recortado y eso podría tener una explicación específica, pero subirlas mientras todo el gasto público baja no le debe parecer muy normal a nuestra jefa la señora Merkel y a los tecnócratas europeos.
Algunos miembros secundarios del área económica del gobierno ya han dicho que revalorizar las pensiones es inviable económicamente, sin embargo los miembros más visibles (ministra de empleo y algún secretario de estado) han dicho que piensan cumplir el pacto de Toledo y revalorizar las pensiones con el IPC real.

Hace unas semanas circuló una teoría bastante plausible. Ésta dice que, al subir el IVA, esto ha provocado una subida el IPC y que por lo tanto este IPC elevado que vamos a tener para este año no es “real” sino es autogenerado por la política impositiva del gobierno.
Así pues el gobierno podría hacer un truco y usar un “IPC a impuestos constantes”, es decir, quitarle al IPC real la influencia que ha tenido la subida del IVA. Esto bajaría un par de puntos el IPC quedando éste en el 1,5%, que supondría revalorizar las pensiones para este año un simbólico 0,5% (el 1% que falta ya se ha revalorizado por la subida de enero) y un 1,5% para el 2013.
La jugada sería buena. El cargo de esto en el déficit sería poco relevante (quizá un 0,05% este año y un 0,15% el siguiente) y el gobierno siempre podrá responder, cuando le critiquen la disminución del poder adquisitivo de los pensionistas, que ellos han revalorizado las pensiones, aunque la revalorización dé para un café. Digamos que este sería un camino intermedio entre lo que deberían hacer por ley y lo que nuestros amos nos piden.

Un análisis frio de las exigencias de Europa, de la situación del déficit y de la tendencia a la mentira del gobierno nos llevaría a concluir que el gobierno no va a revalorizar las pensiones. Pero en este caso la intuición política me dice que es posible que esto no sea así y que sí las revaloricen.
Fijaos, me he encontrado con este barómetro electoral de la empresa Celeste-tel. El barómetro no dice nada nuevo que no supiésemos (caída de los dos grandes partidos, subida de los pequeños, etc.) pero a mí siempre me gusta mucho curiosear en las preguntas secundarias y en los datos que no salen en los grandes titulares, pues de ahí se saca mucha información muy relevante.
En este barómetro me ha llamado mucho la atención el comportamiento del previsible voto en función de diferentes segmentos de edad (página 4). Ahí vemos 4 divisiones, de 18 a 30 años, de 31 a 44 años, de 45 a 65 años y la última de mayores de 65 años. En los dos primeros segmentos de edad (hasta 44 años) vemos como el PP tiene menos proyección de voto que el PSOE, incluso menos que la suma de partidos que no son ni PP, ni PSOE ni IU. Sin embargo al pasar los 45 años el PP se sitúa de nuevo por encima del PSOE (y de los nuevos partidos, observad la brecha generacional) y, sobre todo, a partir de los 65 años la brecha entre el PP y el PSOE y el resto es brutal, a favor del PP.
¿Qué quiere decir esto? Pues que el PP no está absolutamente hundido en las encuestas y sin posibilidad de gobernar gracias a los votos de los jubilados. Sin este segmento estaría por debajo del PSOE y hundido en alrededor 25% de los votos. Los jubilados son, pues, la última barrera que le queda al PP para no ser un partido en destrucción.

Estas encuestas son posiblemente la razón por la que, mientras se han tocado sueldos públicos, todos los impuestos, servicios básicos, etc. Las pensiones no se han tocado. El PP mima a los jubilados por interés electoral (algo que también hizo el PSOE en otras épocas). Tanto hablar del PER y ellos hacen exactamente lo mismo.
Por eso estoy convencido que el PP y el gobierno quiere revalorizar las pensiones. No pueden, están negociando un rescate y presentar un aumento de las pensiones supondría un claro desafío a nuestros futuros acreedores, pero el PP quiere hacerlo y va a estudiar todas las vías para hacerlo. Incluso estos últimos días están hablando de recurrir al fondo de pensiones como algo normal cuando habían satanizado siempre el solo hecho de mentarlo.
El gobierno, pues, se va a encontrar en un callejón sin salida entre exigencias exteriores y su voluntad político-electoral. Todo esto se está negociando entre bambalinas que nadie lo dude, y lo que nos falta aquí es saber la fuerza de cada uno de los actores. Porque como la suprema canciller de un puñetazo encima de la mesa aquí ni voluntad político-electoral ni historias, no se revalorizan y punto. Pero ¿lo habrá hecho?

Me preguntaréis mi previsión ¿no? Pues bien esta vez tengo muchas dudas. Mi opinión es que tirarán por el camino de en medio al más puro estilo “rajoyniano”, es decir, usar un IPC a impuestos constantes o una revalorización selectiva de las pensiones (esto es más improbable porque este gobierno legisla a brocha gorda pero podría ser).
Y no descarto que acaben subiéndolas el 3,5% del IPC real. Pero si esto pasa me temo muy mucho que vamos a enardecer a la señora Merkel y, en una de las condiciones del rescate, nos dirán que bajemos las pensiones. Nos podemos encontrar en el absurdo de una revalorización ahora del 3,5% y que en marzo o en abril bajen un 5% todas las pensiones.
¿Qué no puede ser? Mirad lo que hicieron con la deducción de vivienda, que la reimplantaron y duró 7 meses. Este gobierno es capaz de cualquier cosa y de legislar medidas contradictorias con semanas de diferencia. Es lo que tiene ser un virreinato dirigido por gente sin principios.

1 comentario:

  1. Parece mentira pero lo has clavado.
    Creo interesante leer tus comentarios para comprender, y, en la medida de lo posible, adelantarnos un poquito a las decisiones infames de estos satrapas que nos gobiernan.

    Saludos.

    ResponderEliminar