La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







jueves, 26 de diciembre de 2013

¿Hay diferencias entre Movimiento Ciudadano y UPyD?






















Hace un par de semanas critiqué que muchas personas de UPyD que, ante la presencia mediática de Movimiento Ciudadano y ante ciertas reclamaciones de que ambas fuerzas se unieran, habían comenzado una campaña de críticas hacia el Movimiento Ciudadano de Albert Rivera y a marcar distancias con él.
Observaba en muchas gentes de UPyD actitudes parecidas a las que tiene IU con EQUO (que intenta minusvalorarlo o desprestigiarlo por ser competencia) e incluso cierta actitud conspiranoica diciendo que era un movimiento hecho por gente “del stablishment” para quitarles votos. Obviamente esto me pareció un disparate.
Pero quiero hablar un poco más de este tema y dar mi punto de vista sobre Movimiento Ciudadano y sobre sus diferencias y similitudes con UPyD.

Lo primero que debemos tener claro aquí es el contexto en el que nos movemos. El PP, en sus dos años en el gobierno, ha realizado probablemente el “bienio negro” más duro que ha sufrido España desde la guerra civil. Hay hundimiento económico, destrucción de derechos, crecimiento de la desigualdad, desmontaje del estado del bienestar, corrupción a raudales, leyes represivas e irresponsabilidad política. Vamos, un desastre.
Esto ha llevado al hundimiento del PP en las encuestas. Este panorama es nuevo y nadie sabe realmente cómo se va a comportar el electorado español pero la estimación es que el PP ha podido perder unos 15 puntos en intención de voto, es decir, un tercio de su electorado. Para resumirlo podríamos decir que el PP mantiene el voto de los jubilados y la gente más acrítica y que vota con las entrañas o mirando a la guerra civil, mientras está perdiendo casi todo el voto joven, el liberal y el centrista.
Pero no es sólo esto. En este contexto el PSOE no es que no aumenta en apoyos electorales sino que parece que los pierde. El bipartidismo está, pues, desgastándose fuertemente a lo que hay que sumar el desgaste que ya arrastraba el PSOE del 20-N, y a pesar de esto el resto de fuerzas (IU, UPyD, EQUO, etc) no captan ni la mitad de voto que éstos pierden. El electorado se decanta mayoritariamente por la abstención.

En este contexto es evidente que iban a aparecer movimientos y partidos con el objetivo de captar a tanto descontento. Entre ellos está Movimiento Ciudadano, extensión nacional del partido catalán Ciutadans que tiene muy buena prensa en casi toda España junto con su líder, Albert Rivera.
Cuando se leen los fundamentos de Movimiento Ciudadano éstos parecen muy similares a los de UPyD: Regeneración democrática, independencia entre poderes, todos los españoles iguales ante la ley, un hombre un voto, eliminar duplicidades en la administración española…Vamos, en principio son indistinguibles.
Esta es una de las críticas que le hago yo a Movimiento Ciudadano. Casi todo lo que he listado puede estar compartido por casi toda la población pero el propio hecho de convertir en discurso justo aquello que sabes que es popular no me gusta nada. Las áreas polémicas son aquellas que realmente definen a un partido, y el movimiento, ávido de apoyos, las evita. Si el diablo está en los detalles evitarlos no es muy buena señal.

Para poder hacer una comparativa entre ambas fuerzas he tirado de programa electoral. He leído el de UPyD y el de Ciutadans en Cataluña (puesto que la definición de objetivos del Movimiento es muy inconcreta), pero no me ha servido de mucho. El programa de UPyD está enfocado para el gobierno central y el congreso de los diputados mientras el de Ciutadans está hecho para unas elecciones autonómicas. Este es el problema básico por el que los programas no son trazables y no se pueden hacer comparaciones claras.
Personalmente considero que el programa de UPyD es más izquierdista. Una vez leí un artículo donde se definía a UPyD como “un partido a la izquierda del PSOE al que vota gente que está a la derecha del PP”, una definición con la que estoy bastante de acuerdo (claro que para estar a la izquierda del PSOE no hace falta mucho). UPyD deja clara su preferencia por una política impositiva progresista y progresiva, con impuestos a las grandes fortunas, tasa Tobin, etc. Además son claramente igualitaristas en cuanto a los derechos ciudadanos se refiere en un claro alarde de jacobinismo.
El programa de Ciutadans es más ambiguo en materia económica, pero puede ser debido al entorno catalán en que se ha hecho. A nivel de libertades individuales sí me parece claramente progresista, incluso más que UPyD, pues defiende cosas como una ley de muerte digna, la regulación de la prostitución o la regulación de la venta de cannabis.
Aún así quiero hacer notar que UPyD ha sido más radical al combatir la reciente reforma de la ley del aborto que el Movimiento Ciudadano. UPyD defiende una ley de plazos parecida a la que aprobó el gobierno Zapatero mientras que Movimiento Ciudadano ha pasado de puntillas por la reforma. Rivera la ha criticado fundamentalmente por la eliminación del supuesto de malformación pero no ha sido totalmente claro sobre si prefiere una ley de plazos o de supuestos.

A nivel de líderes tengo que decir que Albert Rivera me parece mucho mejor líder político que Rosa Díez. Yo no quiero negarle valor a la experiencia de Rosa Díez pero es una política que no me gusta y que creo que no debería encabezar un partido regeneracionista. Rivera, en cambio, tiene un discurso refrescante y joven, una dialéctica muy moderna y una forma de decir las cosas que transmite cercanía y energía. No es que sea un orador genial, pero tiene “algo” muy distinto del común de políticos, transmite confianza y eso, en este momento, es de un valor incalculable.
Pero el Movimiento Ciudadano puede estar generando un problema muy grave justo debajo de Rivera, problema que UPyD no tendrá porque creo que ha sabido evitarlo. Mirad, en este momento tenemos a muchísimas “ratas” que quieren saltar de los barcos que se hunden. No quieren saltar porque estén en desacuerdo con la situación política o con las medidas que han tomado sus partidos, quieren saltar simplemente porque han sido marginados en sus partidos o porque ven que dentro de ellos no podrán satisfacer sus ambiciones particulares.
Parece ser que UPyD siempre ha sido muy reacia a la entrada de excargos del PP y también del PSOE en sus filas. No digo que no haya, que los hay, pero sí conozco casos de muchos municipios donde los políticos locales marginados de PP y PSOE querían buscar acomodo en UPyD y el partido no les ha dejado.
En cambio esta gente sí está encontrando acomodo en Movimiento Ciudadano. En la Comunidad Valenciana tenemos el caso de Gema Amor, ex PP y ex zaplanista y actualmente miembro del partido Centro Democrático Liberal (CDL), que se va a unir junto a todo el CDL al movimiento de Rivera. También he leído sobre otro caso de militantes del PP que se han pasado en masa al Movimiento Ciudadano.
Movimiento Ciudadano parece que se está comportando de forma proselitista y está permitiendo la entrada de gente que es precisamente del mismo perfil que supuestamente quieren combatir. Esta gente, con experiencia política, redes de influencia y capacidad de afiliaciones en masa, puede acabar con el control de las agrupaciones locales del Movimiento Ciudadano y eso puede ser un gran problema para el Movimiento en un futuro cercano.

Hay una cosa que sí que me gusta más de Movimiento Ciudadano que de UPyD, y es que no tiene las obsesiones que sí tiene el partido magenta. En la dialéctica comunicacional de UPyD puedes ver un ataque sin cuartel a las CC.AA como entidades despilfarradoras e intrínsecamente contrarias a la eficiencia y a la igualdad de los ciudadanos. También hay más obsesiones en UPyD, como todo lo que huela remotamente a la izquierda abertzale, o contra el nacionalismo en todas sus formas y maneras. Ya sabéis como se caricaturiza a UPyD con aquello de “todo es ETA”.
Movimiento Ciudadano y Ciutadans son exactamente igual de defensores de una España unida que UPyD, pero no son tan extremistas contra el nacionalismo o las comunidades autónomas. Rechazan el nacionalismo, pero no lo tratan como si fuese el mismo diablo, hablan de las duplicidades y de reformar el sistema autonómico, pero no tienen ese pseudo-centralismo dialéctico de UPyD.
Ahora, el proyecto de estructura de la nación es mucho más claro en UPyD. Mientras UPyD defiende un sistema federal con competencias cerradas y claras para cada administración, Ciutadans y Movimiento Ciudadano habla de mantener el estado autonómico con algunas reformas. El planteamiento de UPyD es más claro que el de Movimiento Ciudadano y personalmente me gusta más, porque yo soy defensor de un estado federal con competencias definidas. Resulta curioso que los federalistas usen un discurso pseudo-centralista mientras que los autonomistas no lo hacen.
Sin embargo Movimiento ciudadano parece que es más “moderno” en cuanto a la estructura del partido. Habla claramente de primarias, de listas abiertas, etc. UPyD es un partido que hace primarias y sin avales (importante) pero fuera de eso parece ser bastante más tradicional respecto a la representación política y la estructura interna del partido.


Más o menos éstas son las diferencias que observo, por ahora, entre ambas fuerzas. Sin perder de vista que estamos ante un movimiento incipiente todavía sin una definición clara, creo que mis intuiciones son bastante acertadas. UPyD es más socialdemócrata, jacobino y radical, mientras que Movimiento Ciudadano parece más liberal, moderno y democratista.
Está por ver qué pasa con muchos afiliados de UPyD, que son liberales económicos radicales, ante la irrupción de Movimiento Ciudadano. ¿Se irán? ¿Se mantendrán en UPyD? Creo que la irrupción del Movimiento puede redefinir un poco lo espacios electorales, orientando a UPyD hacia la izquierda y dejando al Movimiento Ciudadano con características más liberales. El electorado potencial de ambos partidos es básicamente el mismo así que tendrán que diferenciarse de alguna manera.

Auguro un buen futuro para ambos en las provincias más grandes, sin embargo y por la naturaleza de nuestro sistema electoral el PP y el PSOE tienen prácticamente secuestrados los escaños de las provincias más pequeñas. Me parece que aquí sí vamos a generar dos Españas, una anclada en el bipartidismo sin solución y otra donde va a ser absolutamente superado. Veremos.

2 comentarios:

  1. "UPyD es más socialdemócrata, jacobino y radical, mientras que Movimiento Ciudadano parece más liberal (...) Creo que la irrupción del Movimiento puede redefinir un poco lo espacios electorales, orientando a UPyD hacia la izquierda y dejando al Movimiento Ciudadano con características más liberales."

    Comparto plenamente esa visión, con el matiz de que cuando se habla de "socialdemócrata" en referencia al PSOE y por supuesto a UPyD, que dice beber de fuentes ideológicas socialdemócratas y liberales, creo que habría que hablar más bien de "socialdemocracia nominal", ya que sus programas son más cercanos a la Tercera Vía o incluso al socialliberalismo que a la socialdemocracia clásica.

    Personalmente, por mi ideario proteccionista y soberanista (a nivel español) no me alineo con ninguno de estos dos partidos, como tampoco con IU, PSOE o PP, ni con la ultraderecha, si bien me identifico con Vestrynge en muchos aspectos (pero no en la cuestión sobre el derecho de autodeterminación de Cataluña, por ejemplo) aunque diga votar a Izquierda Unida.

    Pero aclarado eso para evitar malentendidos, sí que les deseo un relativo éxito a estos partidos. En el caso de UPyD para diversificar las opciones de los votantes "socialdemócratas" que cada vez se identifican menos con el PSOE de Rubalcaba pero no desean votar a opciones marxistas como IU. En el caso de MC porque, aunque puedo entender que exista gente que por interés apoye el liberalismo incluso en el plano económico, gente que esté de acuerdo con leyes reaccionarias como la del aborto que quieren aprobar ahora, lo que no me entra bajo ningún concepto es que haya quien vote a una formación tan sumamente corrupta y mentirosa hasta la médula como está demostrando ser el Partido Popular. No concibo ninguna razón ideológica, ética o basada en un interés legítimo y respetable para votar a semejantes impresentables. Y es por eso que veo absolutamente necesaria la aparición de formaciones liberales como Movimiento Ciudadano, así como conservadoras (hay rumores de que Vidal Quadras y el presidente de DENAES puedan crear un partido) en las que puedan verse representados los actuales votantes del PP.

    Sobre federalismo, recomiendo este artículo de Roger Senserrich en Politikon, el cual comparto con algunos matices: http://politikon.es/2013/12/24/la-oferta-federalista/

    José Antonio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Antonio,

      Muy conveniente tu matiz. Cuando he dicho socialdemócrata quería decir de "raíz socialdemócrata" porque yo creo que no hay socialdemócratas en Europa desde hace 20 años. Pero usé socialdemócrata para no usar social-liberal, porque creo que en cierta manera Movimiento Ciudadano podría ser social-liberal y quería evitar que pareciesen iguales.

      Respecto al artículo de Roger lo leí y comparto bastante, fundamentalmente esa idea de federalismo simétrico y responsabilidad fiscal. De hecho me alegra que este tipo de escritos dejen clara una cosa que en España se suele olvidar: Que el federalismo es generalmente de derechas en la mayoría de países.
      Para mi lo fundamental es que el federalismo no cree una diferencia de derechos entre españoles, no sea contrario al principio de redistribución de la riqueza (se puede aceptar un mínimo margen técnico) y que no ponga fronteras para los ciudadanos. Una vez garantizado eso para mi lo demás es secundario, creo que se puede hablar de todo y se puede ir muy lejos en ese federalismo.

      Saludos,

      Eliminar