La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







lunes, 26 de mayo de 2014

Análisis del 25-M: Hundimiento del bipartidismo y el auge de Podemos

















Lo decía el otro día y lo tengo que usar como base de mi análisis. Argumenté que si la suma de votos PP-PSOE superaba el 60% seguramente estaríamos ante la prueba de que el bipartidismo era muy sólido en España, mucho más de lo que pensábamos. Si estaba entre el 50% y el 60% entonces estaríamos ante una situación intermedia donde el bipartidismo tendría fuerza pero no sería “invencible”. Menos de un 50%, decía en aquel momento, sí sería la prueba de que el bipartidismo habría sido muy castigado y nos podríamos encontrar, quizá, ante el principio del fin del bipartidismo.
Pues bien, contra todas las encuestas que daban al PP+PSOE más de un 60% de los votos, la suma de los dos partidos ha caído por debajo del 50%. Llevo tiempo diciendo que las encuestas no están sabiendo coger el ánimo del país, que sobredimensionaban a las fuerzas grandes e ignoraban a las nuevas, pero la verdad es que este resultado está por encima de mis previsiones. Pensaba que hoy nos encontraríamos en esa situación intermedia pero resulta que estamos mucho más allá: El país se ha dividido en dos, el PP y el PSOE en un lado y en el otro todos los demás.

Cuidado, creo que debemos ser realistas ahora mismo y ser fríos en el análisis. Esto no es el fin del bipartidismo, ya quisiésemos, es el inicio de una nueva situación política que hay que consolidar, que si se consolida puede llevar a la gran coalición en poco más de un año, y ahí todavía no habríamos acabado con el bipartidismo sino que éste siempre podría recuperarse. Cuidado que un régimen de partidos no cae de la noche a la mañana ni tiene una sustitución rápida, porque démonos cuenta que no hay un tercer partido claramente destacado sino un pulverizado de partidos por debajo de este bipartidismo.
Para mí lo más cachondo de la noche fue la comparecencia de Cañete, empeñado en decirle a la gente que habían ganado las elecciones cuando su cara era de estar en un entierro. El PP está instalado desde hace tiempo en un universo paralelo de mentiras permanentes y no sorprende que quieran vestir el desastre de lo que no es. Más dignidad tuvo Valenciano, reconociendo el fracaso y la enorme decepción con los resultados. La verdad es que este resultado creo que es peor para el PP que para el PSOE, pues el segundo viene ya de una gran derrota anterior pero es que el primero ha perdido casi 20 puntos desde las generales, algo sin precedentes.

El golpe que se han llevado PP y PSOE parece similar porque estamos comparando estas elecciones con las europeas de 2009, donde sacaron un 43% y un 39% respectivamente. Si hacemos esta comparación, que parece la correcta al ser dos elecciones iguales, los resultados de 26% y 23% respectivamente suponen un desastre igual para ambos que, por posición relativa, sería ligeramente menos amargo para el PP.
El problema es que en España históricamente las elecciones europeas y las nacionales han sido comparables, es decir, los resultados y los porcentajes de los partidos han sido similares en ambas. A diferencia de lo que pasa en otros países, donde en las elecciones europeas solía haber un voto de castigo y siempre había un voto particular, eso en España no pasaba y gracias a eso las elecciones eran comparables. Y por eso la evolución entre las generales de noviembre de 2011 y las europeas de ayer también es importante en nuestro caso, y contando esta referencia el PP cae 19 puntos en el resultado (el PSOE “sólo” 6). ¿De verdad el resultado es mejor para el PP que para el PSOE? En absoluto, si acaso es al revés.
Aunque el PSOE tiene un problema particular y es que tiene por debajo a IU (con un 10% de los votos) y a Podemos (con un 8%), que sumados casi le alcanzan. Aunque el resultado es más destructivo para el PP, el PSOE tiene un problema adicional: Parece estar perdiendo la centralidad en la izquierda electoral.

Izquierda Unida no ha sacado un mal resultado aunque la sensación que han tenido parecía algo amarga. Han sacado un 10% de votos, que es una mejora importante pero como dije el otro día es bastante menos de lo que debería acaparar por su situación. Siempre se ha hablado de los techos electorales de los partidos comunistas en Europa y que éste es el 15%, y se ha discutido mucho sobre si IU podría superar esa barrera. La verdad es que a vista de los resultados parece claro que no es que no se pueda pasar esa barrera, es que ni se llega ni se llegará probablemente.
Y no se llega porque la izquierda social está en busca de una nueva izquierda menos dogmática, más inclusiva y abierta, más nueva. Y esa izquierda social no comunista se ha volcado con Podemos, el triunfador de la noche electoral, con un 8% salido de la nada y creado en semanas. Estuve diciendo durante las semanas previas a las elecciones que el éxito de Podemos sería mucho mayor que el de las encuestas y no me equivoqué. Mi desconfianza en las “cocinas” de las encuestas y mis percepciones sobre el partido, su crecimiento en el voto directo, el conocimiento de su líder, etc. Me llevaban a intuir que tendrían éxito, aunque si soy sincero jamás imaginé que sacarían 5 diputados (pensaba en unos 3).

Mi personal decepción en estas elecciones es el otro partido de la izquierda, Primavera Europea (EQUO + Compromís), donde tengo muchos conocidos. Intuyo que van a comenzar las tendencias de echarle la culpa al de al lado, es decir, en EQUO decir que el “nacionalismo” de Compromís les ha perjudicado y en Compromís decir que EQUO es un lastre. Ambos análisis son victimistas y absurdos porque en realidad han fallado los dos.
En mi opinión todo el voto potencial que podía tener EQUO en estas elecciones se lo ha llevado Podemos. Es especialmente decepcionante el resultado en Madrid, su teórico feudo, con un 2% de los sufragios. Para entrar en el parlamento de Madrid necesitarían un 5% y parece evidente que es una posibilidad muy complicada ahora mismo. Parece que EQUO se ha quedado con poco más que el voto ecologista clásico y esto merece una gran reflexión.
Compromís, por su lado, ha obtenido un resultado relativamente decepcionante, pues aunque haya superado en 3 puntos el resultado de las generales de 2011 está bastante por debajo de las expectativas. En la Comunidad Valenciana ha quedado por debajo de Podemos, de UPyD y de Esquerra Unida. Creo que aquí suceden dos cosas: La primera es que Compromís tiene mucho menos potencial en elecciones nacionales o europeas que en las autonómicas y creo que las autonómicas de 2011 les marcaron unas expectativas demasiado altas que no podían exportar a otras elecciones. La segunda es que el atractivo de Compromís está muy relacionado con la figura de Mónica Oltra (y de Joan Ribó en Valencia), y cuando esos candidatos no están los resultados obviamente se resienten. Esto lo tienen que entender en Compromís porque lo fácil es echarle la culpa al de al lado (que no la tiene y casi ni salía en la papeleta) y lo difícil darte cuenta de tus propias limitaciones.

Una reflexión a nivel de izquierda general: Podemos + Primavera europea suman los mismos votos que Izquierda Plural (IU), lo que nos lleva a un escenario de una izquierda claramente plural y de múltiples sensibilidades. Y eso tiene que entenderlo sobre todo IU, que ha querido capitalizar la izquierda y está bastante claro que no puede y que, o se adapta a la nueva situación, o posiblemente acabe siendo superada por Podemos. Y entenderlo implica abrirse a la radicalidad democrática, a los nuevos mecanismos de creación democrática de candidaturas y a superar el concepto de partido-vanguardia que es evidente que ya no sirve para nada.
Y más allá de eso: El voto de Podemos + IU + Primavera está casi al nivel del PSOE (20% vs 23%). Cuidado, esto implica dos cosas fundamentales, la primera es que el PSOE está perdiendo la centralidad en la izquierda electoral y la segunda, que comprobaremos ahora, es que parece que el país se está escorando fuertemente hacia la izquierda.

Para ver si el país está efectivamente virando a la izquierda creo que hay que mirar la situación en la derecha y el centro. El PP ha caído casi 20 puntos desde 2011 y 16 desde las elecciones de 2009. Pero hay otras fuerzas en este terreno que han crecido, fundamentalmente UPyD y Ciudadanos y algo VOX.
El voto a VOX (1,5%) casi le da un eurodiputado. Representa una derechización del voto respecto al PP pero realmente ésta ha sido escasa. UPyD ha aumentado 4 puntos respecto a las últimas europeas o, si contamos las generales últimas, 1,5 puntos. Y Ciudadanos, que no se presentaba anteriormente, ha sacado un 3,15% del voto (2 eurodiputados) que es todo nuevo. Se mire por donde se mire y con la referencia que sea se puede concluir que, dentro de las opciones que no son de izquierdas, hay un desplazamiento de mucho voto desde una opción conservadora (PP) hacia partidos más liberales, centristas o progresistas (Ciudadanos y UPyD).
El resultado de Ciudadanos creo que es más o menos bueno, aunque creo que es decepcionante en Cataluña. Un 6,3% de voto de Cataluña (cuando parecía que en unas autonómicas hoy sería tercera fuerza) es poco y creo que se puede interpretar en el sentido de que el voto a C’s en Cataluña es un voto unionista y prestado para tal fin, de un origen probablemente “obrero” y metropolitano. En unas europeas, en que el eje era más derecha-izquierda que unionismo-independentismo, parece como si el votante que en autonómicas vota a C’s hubiese decidido votar a la izquierda de Podemos o de ICV.
En UPyD estaban muy contentos con sus 4 eurodiputados pero la verdad es que creo que su resultado no es muy bueno. 6,5% es un resultado mediocre para las expectativas que tiene UPyD a nivel nacional (se hablaba del 10% hace nada). Cierto que la aparición de Ciudadanos le ha hecho daño pero aun así creo deben ser autocríticos, pues se están quedando como un partido exclusivamente urbanita y sólo en ciertos lugares de España. De todas formas creo que su resultado es muy bueno en la Comunidad Valenciana (8,5%, no ha notado el 3% a Ciudadanos) y en Madrid (10,5%, con Ciudadanos en un 5%).

A nivel europeo se ha visto como el euroescepticismo ha crecido de forma impactante. El Frente Nacional en Francia y el UKIP en el Reino Unido han sido vencedores, lo cual es un mensaje durísimo aunque con interpretaciones distintas. El voto del FN en Francia ha sido contra el euro, contra Bruselas y contra la minimización de Francia frente a Alemania. El del UKIP en UK es antieuropeo pero desde una posición “anglo” y sin el problema del euro. De todas formas no quiero ser catastrofista como la prensa y hablar de “auge de la extrema-derecha” porque creo que estos resultados no son extrapolables a la política interna.
En Grecia la victoria de Syriza tiene también un significado claro contra la austeridad en Grecia y de revuelta contra esa idea de sometimiento de los países de sur por los del norte (muy parecida a la de Podemos aquí).
Tal y como han quedado las elecciones a nivel europeo es evidente que la comisión se va a apoyar en un pacto de populares y socialistas, una gran coalición a la europea, como la que hay en Alemania, en Italia, en Grecia…Europa entera parece caminar hacia un escenario de stablishment tradicional vs nuevas fuerzas y, por extensión, podemos ir a un escenario de grandes coaliciones en la mayoría de los países.

¿Qué pasará en los próximos meses en España? Pues como llevo diciendo tiempo si esto se mantiene vamos a una gran coalición de cabeza. No veo, en base a estos resultados, ninguna otra posibilidad que se pueda dar. Bueno, realmente sí hay una, y es que Podemos se hiciese con el voto de toda la izquierda (o pactase con IU alguna fórmula conjunta) y que, ante un excelente resultado, pudiese sumar mayoría con el PSOE. Y entonces el PSOE debería elegir gobernar con una izquierda potentísima o con el PP. Y me temo que elegiría la segunda.

Este es el análisis general de la situación: Hundimiento del bipartidismo y opciones más o menos ascendentes. Me queda un análisis por hacer y es el análisis del éxito de Podemos, del porqué del mismo y de qué puede pasar con esta fuerza a partir de ahora, pero quiero dedicarle un escrito específico a Podemos y a su grandísimo resultado, que creo se lo merece.

12 comentarios:

  1. Hola,
    Estic d’acord amb tu que seria un error que entre Equo i Compromís es dedicaren a tirar-se les culpes.
    Però no ho estic quan afirmes que Equo ha fallat: Equo és víctima de les circumstàncies i no tenia capacitat per a enfrontar-se a l’auge de Podemos.
    Ni, per descomptat, quan també dius que ha fallat Compromís. Dir això és estar completament cego. Compromís ha obtingut 140.000 vots, un 8% al PV i un 0,9% a Espanya. En les generals de 2011, van ser 125.000 vots, un 4,9% al PV i un 0,5 a Espanya. El creixement és sostingut, a pesar de la irrupció de Podemos. De fet, no es poden obviar dos coses: Compromís tampoc estava en condicions d’aturar a Podemos (ja s’aturaran ells a soles); i els resultats de Podemos al PV són similars als de la resta d’Espanya.
    Haver acabat sisens no és més que una anècdota, al mateix nivell que la cinquena posició en què acabaren quan enviàrem a Baldoví a Madrid. Importarà la faena feta a Brussel·les, com importa la faena feta a Madrid.
    Un salut,

    Fdo: El Juliet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juliet,

      Que EQUO haja fallat per mérits propis o mérits aliens no canvia el fet d'un resultat decepcionant en les millors eleccions per a ells, que són les europees. Si hagueren anat a soles no haurien tret eurodiputat, i aixó s'ho tenen que plantejar seriament perque el sistema electoral de les generals i autonómiques els pot deixar sense futur.

      Respecte a Compromís doncs jo si crec que el resultat ha sigut decepcionant. Ha millorat 3 punts respecte les generals de 2011, sí, però és que el PP i el PSOE han perdut 25 punts. Es a dir, Compromís agarra poc més de la décima part de eixa perdua.
      Aixó és satisfactori? Doncs jo crec que no, crec que Compromís en aquesta situació hauria de haver tret mes vots i la questió és que no els ha tret, per la raó que siga.

      Salut,

      Eliminar
  2. No comparto todo el análisis. Pero sí estoy deseando una "gran coalición" que termine de desacreditar al PSOE ante los votantes que le quedan, que aún son muchos.
    Por otro lado, creo que nunca votaría a "Podemos", ni con pinza ni sin ella. Pero en todo caso estoy deseoso de leer su análisis al respecto, Don Pedro.

    ResponderEliminar
  3. "¿Qué pasará en los próximos meses en España? Pues como llevo diciendo tiempo si esto se mantiene vamos a una gran coalición de cabeza."

    O tal vez PSOE y UPyD traten de virar haciar la izquierda en algunos aspectos para recuperar votos/seguir creciendo. El programa de Podemos, que no comparto, es básicamente un programa de izquierda socialdemócrata a la vieja usanza pre "Tercerca Vía", más vendible, dentro de lo que cabe, que una IU donde los comunistas son la fuerza predominante, por lo que es precisamente al PSOE al que más daño ha hecho y previsiblemente hará si no toman nota en Ferraz.

    Enhorabuena por el artículo. Saludos.
    José Antonio O.

    ResponderEliminar
  4. ¿UPyD virar a la izquierda? Miren: http://www.eldiario.es/politica/Rosa-coincidencias-enormes-Podemos-Pen_0_264573765.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha sorprendido mucho porque una cosa que detecté en el mitin de Díez en el que estuve es que, cambiando ciertos términos, era en un 80% igual al de Pablo Iglesias. Si cambias "casta" por "bipartidismo" y "golfos" por "corruptos", el fondo del mensaje era el mismo: Regeneración, lucha contra la corrupción e igualitarismo.

      No sé, quizá es aquello de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio...

      Saludos,

      Eliminar
    2. A mi Rosa Díez (incluso cuando estaba aún el PSOE y en teórica paz) siempre me dio la impresión de que tiene distintos discursos y tonos según la ocasión y el que esté enfrente: el congreso, la calle, un mitin, una entrevista... Bueno, en tal caso, quizás tenga razón José Antonio O. y pueda virar donde le gana, junto con sus seguidores actuales.

      Eliminar
  5. "La líder de UPyD, Rosa Díez, considera que algunas de las propuestas de Podemos, la formación de Pablo Iglesias, sobre asuntos como el euro, tiene una grado de "coincidencia enorme" con las del Frente Nacional de Francia, aunque ha dejado claro que "NO SON LO MISMO NI MUCHÍSIMO MENOS".

    Hay que tener en cuenta que UPyD es un partido europeísta que apuesta por el federalismo europeo, por lo que es normal que ataque a las formaciones críticas con el euro, sean de ultraderecha o de izquierda, al margen de comparaciones más o menos afortunadas o que sean fácilmente sacadas de contexto por sus oponentes. Además, ahora UPyD tiene un claro y peligroso competidor en Ciudadanos, con el que coincide en muchos puntos.

    A UPyD no le queda otra que virar su discurso hacia la izquierda y radicalizar sus mensajes contra la corrupción si quiere aspirar a recoger parte del voto de socialdemócratas desencantados con el PSOE que empiezan a ver con buenos ojos a Podemos o incluso a IU, y además diferenciarse de Ciudadanos.

    José Antonio O.

    ResponderEliminar
  6. No creo que la mayoría de los votantes de UPyD quieran un discurso de izquierda, ni que en la izquierda haya gente atraída por UPyD por mucho que viren. Y si los virajes son frases tipo Cospedal o Marhuenda, incluso Ana Botella, pues apaga y vámonos. Ya decía Pedro vía Twitter hace unos días en el mitin de UPyD que Rosa Díaz mezcla cosas de sentido común con frases vacías, rimbombantes y excesivamente agresivas de cara a la galeria (al menos yo lo interpreté de esa manera) y mi percepción es que abundan más las del segundo tipo. Y no olvidemos a Toni Cantó, o a Gorriarán. Yo más bien intuyo que radicalizarán su discurso anti-nacionalista (lo que le da la mayoría de votos) y su discurso "no somos ni izquierda ni derecha" (lo que le da bastantes, pero me atrevería a decir que no tantos).

    ResponderEliminar
  7. Lo bueno de discutir con quien no piensa como tú es que siempre puedes poner a prueba tus puntos de vista y mejorarlos si ves que tu argumento hace aguas por algún lado.

    Mantengo que el PSOE podría tratar de virar hacia la izquierda para contener la fuga de votos hacia Podemos o IU. Al menos, sería lo más lógico. Personalmente, espero que lo haga sin dejar de ser un partido vinculado a la socialdemocracia moderna que tenga a Suecia y no a Venezuela como referente, pero mucho más implicado en la lucha contra la pobreza que la crisis está generando, y por supuesto contra la corrupción; y no solo de palabra como estrategia de márketing sino mediante hechos allí donde gobierna. Es al menos mi deseo... pero poquitas o ninguna esperanza tengo puesta en ese partido, la verdad.

    Mantengo que UPyD igualmente debería tratar de acentuar la parte más social e igualitarista de su discurso para diferenciarse de Ciudadanos...

    PERO...

    Reconozco que pretender que UPyD compita por los votantes que ven con buenos ojos a Podemos o IU no es demasiado lógico, y menos con personajes como Gorriagán y su "vota Meyer, vota Gulag", por mucho giro a la izquierda que quieran hacer. Reconozco que me pasé de frenada al escribir eso. En todo caso, virando un poco hacia la izquierda podría ser un peligroso competidor frente al PSOE a la hora de hacerse con los votos del electorado moderado de centro-centroizquierda que simpatiza con la socialdemocracia moderna o con la izquierda liberal.

    José Antonio O.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose Antonio,

      Sobre Podemos, pues bueno acabo de colgar otro escrito en que argumento que el "bolivarianismo" de Podemos es más de forma que de fondo, algo que por lo que he investigado creo que es así. Obviamente su modelo no es Suecia ni una socialdemocracia nórdica, sino un tipo de economía mixta donde se combinen las medidas socialdemócratas con las del socialismo democrático pero con formas de democracia-radical. Creo que es algo parecido a lo que tu has dicho.

      Respecto al PSOE y lo que dices de UPyD. A ver, yo es que creo que el PSOE tiene un problema: Se ha quedado sin espacio electoral. A la izquierda tiene a IU y sobre todo a Podemos y es muy difícil que crezca por ahí (como mucho mantendría su escuálido apoyo), y en el centro-progresista tiene a UPyD que, en programa económico, es casi más de izquierdas que el PSOE. Lo que pasa es que si se va al social-liberalismo se encuentra a Ciudadanos y en políticas económicas si se va ligeramente a la derecha se junta con el PP, del que ya está muy próximo.
      Luego tiene el problema territorial, que en un sitio pierde apoyos por no defender la consulta catalana y en otros los pierde por lo contrario, por querer llegar a un consenso federal.
      Todo esto deja al PSOE es un pequeño espacio en el que mantiene el voto histórico, de gente que vota PSOE porque le ha votado toda la vida. Pero el futuro lo tiene muy negro.

      Respecto a UPyD yo creo que lo que mejor le va es el discurso regeneracionista, pero ante la debacle del PSOE sí creo que debería profundizar en el discurso social más que nada porque sino se junta con Ciudadanos, que ya le ha hecho daño estas elecciones.

      Saludos,

      Eliminar