La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces

La nueva marca de La suerte sonríe a los audaces http://lasuertesonriealosaudaces.blogspot.es/







miércoles, 22 de abril de 2015

Más de Ciudadanos: Análisis del 3º documento económico (1ª parte)




IRPF, CSA e IVA

Ciudadanos ha sacado su tercer documento económico con presentación incluida. La escenificación y la presentación fueron buenas, muy americanas, y a la gente le sorprende mucho, pero eso es porque estamos acostumbrados a un nivel muy bajo en nuestra política. Cosas así son habituales en cualquier empresa de cierto tamaño y lo importante ante estas presentaciones es no dejarse deslumbrar por las apariencias. Una buena presentación puede convertir algo malo en bueno y viceversa. Así pues, procede analizarlo con detalle.
Este documento me ha parecido más concreto que los dos anteriores. Se dan más datos, se sacan números de recaudación y de gasto y esto es de agradecer, porque además sitúa al redactor en el blanco de las posibles críticas y discrepancias. Afortunadamente para C's no le van a caer muchas críticas porque en los medios de comunicación no se les cuestiona nada (por ahora) y quizá por eso se han atrevido a ser mucho más concretos. Sin embargo yo sí voy a ser crítico con muchas cosas, ya que creo que hay propuestas muy discutibles en este programa.

La primera medida de C's, y es central, es la reducción de los 5 tipos de IRPF actuales a 3, con un descenso del impuesto en todos los tramos. El primer tramo, hasta 22.500€, sería del 18%, el segundo hasta 75.000€ del 28%, y a partir de ahí al 42%. En todas las situaciones se pagaría menos IRPF, siendo esta reducción de tipos una medida regresiva.
C's justifica pasar de 5 tramos a 3 para “simplificar” el sistema, pero eso me parece una soberana tontería. Si estuviésemos haciendo contabilidades con un ábaco se podría entender simplificar los impuestos, pero con una simple tabla excel ahora mismo puedes gestionar sin dificultades 3, 7 o 100 tipos distintos. La verdad es que resulta llamativo darse cuenta que, cuanto más evoluciona la tecnología y está disponible para todo el mundo, más simplificamos los sistemas fiscales.
Yo nunca he sido especialmente fan de esos tramos máximos de IRPF de más del 50%, más que nada porque quienes tienen mucho dinero tributan de otras maneras, pero que salarios astronómicos tributen al 42% en esta situación no creo que sea razonable. Y la justificación del documento de que  tipos de más del 50% “son contrarios al principio de no confiscatoriedad” de la constitución es, sencillamente, una tontería. Además, creo que la curva se aplana demasiado para salarios entre 35.000 y 75.000€, que ahorran entre 9 y 17 puntos en ese tramo ¿No es un exceso, sobre todo para sueldos entre 60 y 75 mil euros anuales? La diferencia entre alguien que gane 25.000€ al año y otro que gane 80.000€ pueden ser escasos 5 puntos...Cuidado, que yo siempre he creído que la clase media paga demasiados impuestos en España, pero meter un recorte de 17 puntos a un tramo relativamente alto cuando a los tramos más habituales les estás recortando “sólo” 4 y 6 puntos no parece razonable.
Obviamente a la gente le parecerá bien, porque no hay ningún perjudicado, pero esto genera un agujero de 4.350 millones de euros (según ellos) que hay que compensar por otro lado.

Esta rebaja de IRPF está complementada con el famoso Complemento salarial anual garantizado, CSAG hasta ayer pero que ahora pierde una letra y se llama CSA. Este complemento es para trabajadores que no lleguen a determinada cantidad de ingresos y es en forma de deducción fiscal, hasta que se deduzca todo, y a partir de ahí sería un ingreso neto. El CSA tiene un “tramo creciente (hasta cierta cantidad cuanto más cobres más CSA tendrás) y un “tramo decreciente(a partir de cierta cantidad cuanto más cobres se reducirá).
La lógica indica que lo normal sería que el CSA fuese decreciente con la renta (cuanto más cobras menos te complementa)…pues no. Al principio cuanto más cobres de salario más te paga el estado en forma de CSA. Usando el ejemplo del documento, un soltero que ganase 4.000€/año cobraría 1.112€ de CSA, mientras que uno que ganase 10.000€ cobraría ¡2.500€ de CSA! Sí, pagaría 800€ de IRPF, pero es que incluso en neto acabaría cobrando más complemento que el otro gracias a...cobrar más. Luego se llega a un tramo plano (un soltero entre 9.000 a 11.000€ de ingresos cobraría los 2.500€ máximos) y a partir de ahí el importe del CSA bajaría con la renta hasta 16.000€, donde ya no cobraría CSA. La amplitud de los tramos y los importes del CSA varían en función de la unidad familiar.
Una cosa que ahora añade C's  (y que era una de las críticas mías a la idea del CSAG) es aplicar a los pensionistas con rentas bajas una “deducción” de hasta 500€, de la que no especifica ni tramos ni límites. Esto corrige muy parcialmente la exclusión de este grupo de las ayudas, pero el importe no deja de ser comparativamente muy inferior ¿por qué un trabajador soltero puede cobrar 2.500€ de complemento y un jubilado 5 veces menos? No me parece que se esté protegiendo adecuadamente a los más vulnerables.

Yo, la verdad, es que no entiendo esta propuesta ¿qué sentido tiene un tramo creciente, es decir, pagar más complemento a quien más cobra? Lo único que se me ocurre es que sea una manera de incentivar el empleo, pero es que es un absurdo igual. O sea, que en el ejemplo que hemos dado hay que abonar más CSA conforme más se gane para incentivar al soltero a trabajar, pero solo hasta los 9.000€ ¿a partir de ahí ya no hay que incentivarle a cobrar más? ¿Sí que vale, a partir de ahí, desincentivarle con el tramo decreciente?
Se está prejuiciosamente suponiendo que quien trabaja pocas horas es porque quiere, y parece como si CSA marcase “óptimos” de sueldos. Si cobras menos de eso eres un vago y hay que incentivar que trabajes más horas, y si cobras más entonces si se puede desincentivar los salarios. Porque no nos equivoquemos, el inicio del tramo decreciente marca un punto que desincentiva al trabajador a intentar cobrar más y, sobre todo, al empleador a pagar más sueldo, de hecho podría incentivar incluso el pago de cantidades en negro.
Como ya dije hace semanas, el CSA puede convertirse en un sistema perverso por el que los sueldos acaben siendo subvencionados por el estado. Garicano dice que esto funciona en otros países y en principio puede ser verdad, pero no va a funcionar en un país con un 24% de desempleo ya que éste es una losa que presiona los salarios a la baja. Además, no protege a los jubilados (los 500€ es un parche) ni a los parados.
El sistema tiene lógicas perversas, asume que hay que proteger a los trabajadores pero no a las personas y a quienes trabajen muchas horas pero no a los que trabajen pocas, lo que viene a decir que si la gente no trabaja y/o trabaja pocas horas a la semana es porque no quiere. Y eso es mentira, hoy en día la mayoría de gente en esas situaciones lo está forzosamente y sí, hay gente que seguramente sí hace lo que se prejuzga pero ¿cree Garicano realmente que las parejas no jugarán con los tramos del CSAG y harán el mismo tipo de cálculos que pretende evitar? Porque si en una pareja con dos hijos un cónyuge gana unos 15.000€/año, el incentivo para el otro cónyuge para trabajar más de unas pocas horas a la semana desaparece (pierden CSA).
Al final todo esto me parece una chapuza para no hacer una Renta Básica semi-universal, que no desincentive al trabajo pero que proteja a quien lo necesite, sin prejuzgar situaciones. Y lo peor son los efectos colaterales que traería. Y eso por no hablar del contrasentido de vender que hay que simplificar los tipos de IVA y los tramos de IRPF, de complejos que son, y luego crear un complemento salarial con 8 situaciones familiares distintas y tres tipos de tramos en cada una de ellas.

La segunda medida central es el cambio de los tipos de IVA. Después de lanzar el globo sonda del tipo único y darse cuenta que la gente lo rechazaba, ahora lanzan un IVA de dos tipos, un general al 18% y un reducido al 7%. Parece que sea menos que ahora pero claro, tiene trampa, porque el objetivo de C’s es que casi el 90% de los productos estén al 18% y muy pocos al 7%. Al final es un tipo único maquillado.
Cuando se dijo lo del tipo único se vendió que se hacía para recaudar más y así poder dedicar más a políticas sociales y de complemento salarial, aunque el cambio perjudicase especialmente a los más vulnerables. En ese momento muchos discutimos si valía la pena subir el IVA a cambio de los complementos y yo dije que no me convencía, más que nada porque las propuestas de C’s no compensaban en absoluto a grandes grupos especialmente vulnerables. Pues bien, la cuestión es que ahora C’s reconoce que con estos tipos ¡No va a haber aumento de la recaudación!...Si es así, entonces es un perjuicio gratuito para los más vulnerables, por pequeño que sea (porque tampoco es excesivo) ¿Para qué demonios se hace?
C’s justifica esto como en el caso anterior, para “simplificar el sistema”, y luego habla de la ventaja competitiva que supondría tener el turismo al 7% y no al 10%. Respecto a lo de simplificar valga la misma argumentación que con el IRPF, me parece una tontería, y respecto a lo de beneficiar al turismo…pues igual tiene algún sentido, pero yo pensaba que C’s tenía otro modelo de país y no iba a caer en las típicas estrategias de atracción de turismo barato que hacen el PP y el PSOE.
Mientras analizaba la propuesta pensaba que esto era una cabezonería de Garicano, que para no recaudar más esto no tenía sentido, que era marear gratuitamente y sin sentido. Pero después de leer el documento por tercera vez vi el “truco”. Es este: “Esta reducción del tipo general de IVA y ensanchamiento de la base nos podría dar espacio para luego ir hacia un gran pacto de estado que redujera las cuotas de la S.S, para incrementar el empleo, a cambio de una subida del IVA, en la línea de las recomendaciones internacionales”. O sea, que ahora se hará solo un cambio de estructura para no enfadar a la gente, pero esto no es más que la preparación para una futura subida del IVA que compense la bajada de las cotizaciones de la S.S.
Los dos tipos son menos malos que el tipo único, pero lo de no recaudar más convertía esto en algo que no tenía sentido. Si al final suben los tipos después del cambio (como pretenden), entonces habrá que hacer el mismo análisis coste-beneficio, aunque insisto que siguen sin cubrirse los costes sociales. Pero lo peor de todo es que C’s nos está tomando el pelo, nos vende un cambio neutral en el IVA cuando su objetivo real es subirlo ¿por qué no se es claro? ¿Por qué no se atreven a proponerlo en vez de escudarse en un “gran pacto de estado”? Me resulta decepcionante que el partido que se atreve a paralizar el AVE se comporte así.


En la segunda parte seguiré analizando el documento. He sido muy crítico en este escrito, pero es que he analizado los tres puntos que me parecen más polémicos. El resto del documento es bastante mejor y sí tiene cosas que defiendo y que considero muy procedentes. Sin embargo, cuanto más veces leo el documento más tengo la sensación de que C’s nos está vendiendo humo envuelto en un bonito y llamativo papel de regalo

1 comentario:

  1. Todo esto se define con una palabra: DESPROPÓSITO. Es lo que tiene confiar tu politica económica a un thatcherista, que al final se te ve la patita: perjudicar a los que menos tienen para favorecer a los que mas.

    ResponderEliminar